Le Bujol, Pierre & Yvette Jolibois
3 allée du Pont de Titoune - 33138 Cassy-Lanton
Tél : 05.56.60.72.98, 06.07.44.85.15, 06.77.64.55.90

Email :

  

A propósito de mi libro
"Les secrets d'une vie d'éleveur... ou l'art d'être Schnauzer"

 

a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...a propósito de mi libro...


Hace clic para leer un extracto

Criar es vivri en compañía de varios perros. Con ellos, para ellos. Todo el día, toda la noche. Cualquier principiante se lo dirá. (…)

Compartir un amor y repartirlo armoniosamente entre toda la jauría se volvió delicado el día cuando tuvimos un flechazo y luego derretimos totalmente por un cachorrillo de dos meses y medio de edad.
El por un lado, nosotros por el otro, unidos por un hilo de plata… para la eternidad.

El flechazo se llamó Luther King. Casí veinte años después de los primeros balbuceros. Durante un poco más de…once años.
Su salida nos hizo sufrir mucho. K.O. de pie. (…)

Sin contabilizar los días que se desgranadaban, las horas y los minutos se volvían cada vez más largos, interminables y agobiadores.
La idea de un libro me pareció como un alivio. Una terapía.
Al principio, las primeras palabras se atropellaban, las frases se encabalgaban. Luego, bastante rapidamente, el recuerdo de los momentos pasados, de las alegrías y de las penas se volvía más claro. La letra salía de mis entrañas, como una liberación.
Después de unos capítulos escritos en desorden, debido a una memoria emocional y selectiva, el título apareció delate de mis ojos, en evidencia. El enorme vacío experimentado por la ausencia de ‘Lulu’ me revelaba súbitamente por qué « me había elegido ».

Luther King me enseñó diez veces, cien veces más que todos sus predecedores juntos. ¡ Esta raza de corazón se volvió día trás día, gracias a él, un segundo yo !
El trastorno engendrado por su disparición provocó muy rapidamente las ganas o, mejor dicho, la necesidad de un reconocimiento universal entre los suyos. El título acababa de nacer :

« El arte de ser Schnauzer
o los secretos de una vida de criador ».